Seamos realistas…

Licensed as GPL: GNU Pettanko Loli

Curiosidad e inutilidad al extremo.

Por Jonéame, dándome una vuelta, he descubierto un “joneo” bastante peculiar, es una lista de los lenguajes de programación más curiosos –y algunos bastante inútiles– que se han creado. El post en castellano es original de MuyComputer, así que dejo la lista copiada desde allí. (Si hacéis click en el nombre del lenguaje os lleva a una descripción mayor del lenguaje).

1. Ook!

Lenguaje dedicado a los primates, y en especial, a los orangutanes, que solo consta de 3 elementos sintácticos: Ook, Ook? y Ook! Combinándolas podrías hacer virtualmente todo lo que quisieras. Virtualmente, repetimos.

2. Piet

Lenguaje inspirado por el artista abstracto Piet Mondrian, este lenguaje convierte programas en pinturas abstractas con 20 colores diferentes representados con códigos hexadecimales. Un compilador luego los interpreta y crea el código objeto. Creedme, existen ejemplos reales de uso y las pinturas resultantes.

3. Whitespace

Como su propio nombre indica, este lenguaje crea programas a partir de espacios en blanco, y el propio sitio web oficial de este lenguaje describe sus características: “la mayoría de lenguajes de programación modernos no considera los espacios en blanco, tabuladores o retornos de carro como elementos de la sintaxis y los ignora, como si no estuvieran allí. Creemos que esto es una injusticia a esos miembros perfectamente normales del juego de caracteres. ¿Deberían ser ignorados solo porque son invisibles? Whitespace es un lenguaje que busca recuperar ese equilibrio. Cualquier caracter que no sea de este tipo se ignora. Solo los espacios, tabuladores, y retornos de carro se consideran como parte de la sintaxis“.

4. LOLCODE

Aunque aquí no se utilice mucho, este es un tipo de lenguaje que sí que tiene cierta fama entre los usuarios anglosajones, ya que se utiliza en algunas imágenes de humor y de hecho también es la base del nombre de uno de los sitios más famosos de Internet, “I Can Has Cheezburger?“. Este código está basado en el fenómeno generado por esta web, y utiliza este tipo de sintaxis para generar programas, como se puede ver en este ejemplo.

5. Shakespeare

El nombre es también muy descriptivo aquí, y en este caso el lenguaje de programación utiliza el estilo y sintaxis que probablemente hubiera seguido el mítico escritor inglés de haber desarrollado un lenguaje de programación. Todo formaría parte de una obra de teatro con diálogos, y un buen ejemplo sería escribir el famoso programa “Hello World!” en este lenguaje, cuyas primeras líneas quedarían más o menos así.

6. Befunge

El objetivo del creador de este lenguaje, un joven llamado Chris Pressey, es que este fuera lo más difícil posible de compilar. Para ello Befunge está dotado de dos características muy interesantes:

1. Auto-modificaciones: la instrucción p puede escribir nuevas instrucciones de forma autónoma.

2. Multi-dimensional: la misma instrucción se puede ejecutar en cuatro contextos distintos (de izquierda a derecha y viceversa, o de arriba a abajo y viceversa).

Parece que eso no ha impedido que como indican en el artículo original haya gente muy inteligente (y con mucho tiempo libre) que ha creado compiladores para Befunge.

7. reMorse

La idea de este lenguaje era la de poder reutilizar el famoso código Morse para programar, y obviamente es un lenguaje muy orientado a los especialistas en radio y telégrafo. Hubiera sido un lenguaje perfecto probablemente para la segunda guerra mundial, aunque eso sí, muy engorroso a la hora de escribir los programas.

8. FALSE

Este curioso lenguaje de programación también tiene un objetivo propio: el de tratar de desanimar a cualquier programador con ganas de dominarlo. Está basado en el famoso lenguaje Forth, pero hace uso de una sintaxis basadas en símbolos de puntuación para añadirle una nota más de complejidad al asunto. Como indica su creador, “diseñé este lenguaje con dos objetivos en particular: confundir a todo el mundo con una sintaxis ofuscada, y diseñar un lenguaje lo más potente posible con una pequeña implementación: en este caso con un compilador ejecutable en tan sólo 1024 bytes escrito en ensamblador para el Motorola 68000“.

9. Whenever

El lenguaje de programación perfecto para los adolescentes, ya que este sencillo lenguaje es el rey de la procrastinación, y trata de retrasar cualquier tipo de acción, de modo que el lenguaje hace lo que quiere… cuando quiere. Com odice su creador, “toma todas las líneas del código y las trata como elementos de una lista de tareas. El intérprete elige un elemento de la lista de forma aleatoria para ejecutarlo, y lo ejecuta. En algunos casos la sentencia contiene una cláusula que especifica hasta que se cumplan ciertas condiciones. El resultado es que dicha sentencia se aplaza y vuelve a colocarse en la lista de tareas“. Brillante para programadores (y programas) perezosos.

10. l33t

De nuevo un lenguaje más orientado a angloparlantes, ya que l33t es la equivalencia de Eleet (“Elite”), un lenguaje que sustituye combinaciones de caracteres ASCII por caracteres latinos convencionales, de forma que las frases quedan prácticamente ilegibles a no ser que seas parte de esa “élite” capaz de comprender dicho lenguaje.

Salud!

Anuncios

6 Respuestas a “Curiosidad e inutilidad al extremo.

  1. Thalskarth mayo 9, 2009 en 8:38 am

    Para mí que Windows fue escrito usando “Whenever” XDDDD

  2. Pingback:Los lenguajes de programación más inútiles

  3. Izzy mayo 12, 2009 en 1:03 am

    Esto es lo que sucede cuando los programadores no tienen trabajo -.-U

    :wq

A %d blogueros les gusta esto: